Es Baluard acoge la exposición ‘El vino que bebo sabe a mar’

La exposición «El vino que bebo sabe a mar» se podrá visitar del 16 de junio al 30 de septiembre de 2012 en el Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma Es Baluard. Las pinturas pretenden traducir en imágenes un largo viaje donde «el arte es origen de conocimiento; el vino, estímulo y fuente de inspiración» a través de la visión personal del artista Joan Bennàssar (Pollença, Mallorca, 1950). Pintor y escultor de reconocido prestigio desde la década de los años 80, Joan Bennàssar desarrolla su trayectoria artística en torno a la experimentación con los lenguajes figurativo y abstracto, planteando temas y conceptos de carácter universal (el retrato, el bodegón, el erotismo, la música…). Su obra, llena de referencias autobiográficas pero también poéticas y literarias, se complementa con la edición de los libros Mallorca eròtica (2007) y Joan Bennàssar (2008).

La exposición, organizada por la Consejería de Educación, Cultura y Universidades del Gobierno de las Islas Baleares a través de la Direcció General de Cultura i Joventut y del Institut d’Estudis Baleàrics con la colaboración de Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, surge a raíz de la publicación del libro editado con el mismo título, en la cual el artista presenta una selección de pinturas y obra sobre papel de reciente creación, dedicada a la historia del vino en el Mediterráneo, con una especial atención a las Illes Balears. Joan Bennàssar es un artista multidisciplinar, un artista en el sentido renacentista de la palabra, lleno de una permanente inquietud por la experimentación, un creador que tiene en su poder unas dotes innatas y una técnica extraordinaria. Ha encendido velas en el templo para que la magia y la intuición poética entrecrucen sus fuerzas con la voluntad de una imaginación creadora, con las armas que le son propias como artista: ojos, manos y corazón. «Soy un pintor mediterráneo, poco racional y que experimento con mis sentimientos». «Necesito saber lo que siento, entender… creer que la pintura tiene poder de cambio».

Durante años su obra ha seguido una trayectoria paralela a los lenguajes de su tiempo. Su gran facilidad para pasar de un estilo a otro ha hecho que la obra cambie, a veces radicalmente, según las circunstancias personales, el entorno social y el momento artístico general. «El riesgo es inherente a la condición de artista. Un artista sin riesgo es menos artista». «Es necesario recuperar el arte que nos habla de los misterios del mañana, hecho de trabajo, esfuerzo y amor».

Las obras expuestas son parte de este viaje en pos de una Ítaca idealizada, un recorrido donde el vino y sus dioses son temática y el Mediterráneo, cuna, cruce y mezcla de muchas, nobles y ricas culturas, su referente. «Vivo en un mundo en el que yo debo y me deben. Y voy saldando esta deuda con el arma que mejor conozco y en el espacio en que mejor me desarrollo». Joan Bennàssar, artista poderoso en ideas originales, no en tópicos, no busca imitar el mundo, sino inventar uno nuevo desvelando la gran cantidad de matices que tiene el que vivimos y que a menudo somos incapaces de ver. «No dejarme vencer, este es mi combate».

 

Fuente: Es Baluard